Páginas del pasado

Hoy que visitaba la tira del Mundo de Joe me encontré con una reflexión kundalini que hizo que mi mente viajara a esos años en que cursaba la primaria.


Para los que fueron niños en los ochentas quizá les resulte conocida la historia del Lobo y el perro, fábula que venía incluida en los libros de texto de tercer grado que nos regalaba la SEP y que a continuación les reproduzco.


Como que alguien no entendió la moraleja.

5 comentarios:

Pablo Cabañas dijo...

Un tremebundo #EpicFAIL para el Fubar...

Saludos.

EDGAR LEGIONARIO dijo...

Bravísimo Monero Enmascarado. Este material es como darle un periodicazo en el hocico al Inmundo de Joe.

HAHAHAAHA cómo que a mióscar desde niño no se le daba eso de "comprender" y tuvo que inventarse "su mundo de enzurración cosTmica" donde podía interpretar (y robarse) los texto de otros y darles el famoso "toque Kundalini", que no es otra cosa que "invetarse un final que sí le guste, aunque NO TENGA LÓGICA Ó LO ENTIENDA"

#MeDaMiedoElMendo
#GuerrerosQuePelean-DesdeLoComoditoDeLaSecta

HAHAHAHAHA

vertebreaker dijo...

¿Entendieron la moraleja, Kachunes? Más vale estar encerraditos y limitados que ser libres y valientes. ¿No que el perro mamón quería ser "alguien para la naturaleza" y que odiaba al mundo humano? Ah, no lo que quiere es tener excusas para no aventurarse de verdad, nada más en su imaginación, y estar de huevón mientras busca aprovechar las ventajas del sistema que tanto critica. Igualito que el parásito de Óscar y sus pobres idiotas, jajaja

Ciudadana Herzeleid dijo...

¡Hey! ¡Tenía mucho de no ver esa lección! (chale, ya estoy ruca)

Bueno, ya se saben la justificación: "si lo conceptualizas no entiendes, es que caes en el error"

Anónimo dijo...

Al ver esa página del libro de texto me pasó lo mismo que al crítico culinario de Ratatouille cuando probó el guiso de Remi

En fin, ojalá y al menos los seK!tarios fueran (Tona)perros bien comidos, pero todo lo que obtienen es la *ilusión* de que están mejor presos en la Alteña (una ilusión muy débil, como ya lo demostró la breve fuga de Horacio y la duda de Mariana). La verdad, sin embargo, es que el único que come bien en la Alteña es Trololoyo. Para los demás hay hambre, carencias, pobreza y si te enfermas, más te vale tener papás que paguen las cuentas, porque si no, ya marchaste. Y por supuesto, en la Alteña nadie es dueño de su propio culo. Todo movimiento que hagas es vigilado y, de ser necesario, debe ser explicado, so pena de volverte un "traidor".

Y el gordinflón Chicarcas FUBAR alimenta la gran mentira de que el mundo afuera de la Alteña es terrible día a día, esperando el día en que sus víctimas sean demasiado viejas para escapar (de hecho, a Horacio ya no le conviene irse; es un pendejo de 40 años súper quemadote en todo su medio y que, después de 20 años de monero, AÚN TIENE QUE CALCAR UNA FOTO PARA QUE SE (medio) PAREZCA A LA PERSONA QUE QUIERE DIBUJAR. No manches, hay caricaturistas en los parques y ferias que hacen retratos espléndidos)